CONTACTO

Rayos UV, una amenaza para tus ojos.

No sólo la piel necesita protección contra los rayos solares, pues estos pueden provocar quemaduras en la córnea y retina en caso de no protegerse de ellos.

 

Los rayos del sol que penetran al ojo están vinculados con la degeneración macular, la aparición de cataratas y cáncer. Si bien el sol aporta beneficios a la salud, como la síntesis de vitaminas y la estimulación del metabolismo, también puede perjudicar la vista con problemas como sequedad ocular, queratitis y el crecimiento anormal de la conjuntiva. El peligro más alto lo tienen las personas que pasan muchas horas al sol, aquellos que ya tienen algún trastorno de la retina y finalmente aquellos que se han sometido a algún procedimiento quirúrgico en los ojos.

 

La recomendación es utilizar gafas que sean capaces de bloquear los rayos solares, actualmente las opciones en el mercado son gafas que bloquean entre el 99 y 100% de los rayos UV-A y UV-B. El diseño curvo que cubre incluso los costados de la cara son la mejor opción. También se recomienda el uso de viseras, gorras y sombreros que ayuden a bloquear los potentes rayos del sol.

 

Se debe tener en cuenta que el color de las gafas no garantizan la protección, pues existen algunas gafas que a pesar del color obscuro no cuentan con los filtros necesarios para proteger la visión.

 

La edad no es un factor de decisión en la protección de la visión, los niños también deben proteger sus ojos. Ellos están más expuestos al sol que los adultos por las actividades deportivas y al aire libre que realizan.

Los rayos UV afectan la visión, la protección con gafas y viseras es importante incluso cuando el día esta nublado.

Políticas

Política de privacidad

Política editorial

Términos y condiciones de uso

Aviso de privacidad

Acerca de nosotros

Contacto

Nuestros servicios

© 2011 - 2018 Escuela Mexicana de Prescripción Médica S. de R. L. de C. V. - Todos los derechos reservados

La Escuela Mexicana de Prescripción Médica no brinda consejos médicos, diagnósticos ni  tratamientos.