CONTACTO

¿Qué es ojo seco?

 

Ojo seco se refiere a un trastorno de la Unidad Lagrimal Funcional, según el Taller de Ojo Seco (DEWS, Dry Eye Workshop, por sus siglas en inglés) lo define como: “una enfermedad multifactorial de la película lagrimal y la superficie ocular que causa síntomas de malestar, trastornos visuales e inestabilidad de la película lagrimal con daño potencial en la superficie ocular. Va acompañada por un incremento en la osmolaridad de la película lagrimal e inflamación de la superficie ocular”. Sinónimos de ojo seco: síndrome de disfunción lagrimal, síndrome de ojo seco o queratoconjuntivitis.

 

Lo anterior significa que pueden ser varias las causas que afectan a la película lagrimal y la superficie del ojo; en donde además de síntomas como irritación, dolor, comezón y lagrimeo, puede dañar la superficie del ojo.

 

Clasificación de ojo seco

De acuerdo a la causa, el ojo seco se puede clasificar en: acuodeficiente (falta de agua) y evaporativo, significa que la lágrima se evapora.

 

Ojo seco acuodeficiente

Esta condición se debe a una falla en la secreción acuosa de la película lagrimal. Se puede dar por destrucción o disfunción de las glándulas lagrimales, provocando una disminución en el volumen lagrimal e inflamación de la superficie ocular. Hay dos tipos, uno asociado a síndrome de Sjögren y otro no asociado a este síndrome. Para estos casos se hace necesario acudir al oftalmólogo para  tratar a estos pacientes.

 

Ojo seco evaporativo

Se refiere a una pérdida excesiva de agua en la superficie ocular. Puede deberse a que las glándulas lagrimales no estén funcionando correctamente, ya sea por obstrucción de los conductos, o porque hay cambios en la cantidad y calidad de las lágrimas.

 

Ojo seco, medidas generales

El médico le explicará como debe cuidar sus ojos para controlar los síntomas y evitar un daño mayor. Conviene saber que existen algunas recomendaciones generales que le pueden ayudar, como estas:

 

Evitar el aire acondicionado

Evitar el uso prolongado de computadoras, tomar descansos periódicos, colocar la pantalla a un nivel debajo de la nariz.

Reducir las horas del uso de lentes de contacto

Incrementar en la dieta la ingesta de ácidos grasos omega 3 y 6.

 

Lágrimas artificiales para ojo seco

Las lágrimas artificiales representan la primera alternativa para el tratamiento del ojo seco, las hay en diferentes formas farmacéuticas como colirios, soluciones, suspensiones y geles, principalmente. Sirven para mantener los ojos hidratados y húmedos cuando por alguna razón la lubricación natural está disminuida.

 

Las lágrimas artificiales son un remedio sencillo y eficaz, con bajo riesgo de efectos secundarios. Sin embargo, si persisten las molestias se recomienda consultar a un médico especialista, al oftalmólogo, el sabrá tratar su problema. Para algunos pacientes no es fácil encontrar a un especialista, por esta razón hemos incluido en esta página un listado de oftalmólogos y seguramente podrá encontrar uno cerca de usted.

 

Quiénes pueden tener ojo seco

Los mayores de edad, generalmente después de 50 años; afecta más a las mujeres; las que estén bajo terapia estrogénica en la post menopausia; los medicamentos antihistamínicos pueden ocasionarlo; los pacientes con artritis reumatoide; pacientes con antecedentes de cirugía refractiva (Lasik); la deficiencia de vitamina A; las infecciones por hepatitis C; el uso de diuréticos; los pacientes diabéticos; los pacientes con trasplante de córnea y extracción de cataratas. Los ambientes con baja humedad también pueden ocasionar ojo seco.

 

¿Qué tan frecuente es el ojo seco?

Según reportes de varios países puede afectar del 5 al 35% de la población. Se estima que en Estados Unidos hay 5 millones de personas mayores de 50 años que padecen ojo seco.

 

Síntomas de ojo seco

Entre los principales síntomas de ojo seco se pueden mencionar: ojo rojo o irritado, dolor, sensación de cuerpo extraño como arenillas, lagrimeo, visión borrosa, disminución de la calidad visual, prurito -comezón- y secreciones.

 

Causas de ojo seco

Alteración en la película lagrimal, esta alteración ocasiona inflamación e irritación de la superficie ocular, en respuesta a esa irritación se produce un lagrimeo como acto reflejo de compensación. Por eso uno de los síntomas de ojo seco es precisamente el lagrimeo, además del ardor y enrojecimiento.

Disminución en la producción de lágrimas.

 

El ojo seco también puede ser ocasionado porque disminuye la producción de lágrimas, por deficiencias en la glándula lagrimal.

Alteración en el balance entre agua y sales.

 

El ojo seco se puede presentar cuando se pierde el balance entre el agua y las sales que contienen las lágrimas, esto produce una alteración en la película lagrimal.

 

Enfermedades que pueden ocasionar ojo seco

Entre las enfermedades que pueden ocasionar ojo seco se pueden mencionar: el síndrome de Sjögren, la diabetes, la menopausia y la artritis reumatoide, entre otras.

 

Ojo seco relacionado con la edad

La edad adulta, principalmente en los mayores de 50 años, es otro factor que contribuye a la presencia de ojo seco.

 

Ojo seco por baja frecuencia de parpadeo

Cuando se reduce la frecuencia del parpadeo por tener la vista fija en monitores o pantallas de celulares, laptops o tabletas, el ojo queda expuesto por más tiempo a la pérdida de agua.

 

Ojo seco por deficiencia de vitamina A

La falta de vitamina A ocasiona una película lagrimal deficiente la cual se puede romper provocando ojo seco.

 

Ojo seco por uso de lentes de contacto

Los usuarios de lentes de contacto son más propensos a padecer ojo seco, en comparación con los usuarios de gafas.

 

Ojo seco por conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica es un proceso inflamatorio que ocasiona ojo seco, pues provoca cambios en la superficie ocular. En estos casos se hace necesario consultar al médico para tratar el problema de fondo que está ocasionando la alergia y el ojo seco.

 

Medicamentos que pueden producir ojo seco

Antihistamínicos, betabloqueadores, antiespasmódicos, diuréticos, antidepresivos tricíclicos, ihibidores selectivos de al recapturación de serotonina, ihibidores de la enzima convertidora de angiotensina.

No olvidar la recomendación de siempre: “Si las molestias persisten, consulte a su médico”

Políticas

Política de privacidad

Política editorial

Términos y condiciones de uso

Aviso de privacidad

Acerca de nosotros

Contacto

Nuestros servicios

© 2011 - 2018 Escuela Mexicana de Prescripción Médica S. de R. L. de C. V. - Todos los derechos reservados

La Escuela Mexicana de Prescripción Médica no brinda consejos médicos, diagnósticos ni  tratamientos.