CONTACTO

Anatomía del ojo

El ojo humano es un órgano con forma de esfera que generalmente mide 2.5 cm de diámetro y pesa aproximadamente 7.5 g. El ojo está envuelto por tres capas, estas son: capa externa, incluye la esclerótica y la córnea; la capa media, incluye coroides y el iris; y la capa interna, o retina.

Estructuras de la superficie ocular

Para comprender la función de las lágrimas artificiales es conveniente saber en donde actúan y como lo hacen, de esta forma el usuario podrá comprender los beneficios y las precauciones que se deben tener con el uso de lágrimas artificiales.

 

Son cinco las estructuras de la superficie ocular:

 

Párpados, pliegues de piel que cubren los ojos, en esta estructura se encuentran las glándulas de Meibomio.

 

Glándulas lagrimales, comprende la glándula principal y las accesorias.

 

Conjuntiva, membrana mucosa y transparente que cubre la parte posterior de los párpados y anterior del globo del ojo, compuesta por la conjuntiva bulbar y tarsal.

 

Película lagrimal, que consta de tres capas: lipídica, acuosa y mucinosa.

 

Córnea. Membrana transparente que se encuentra al frente del ojo.

 

 

Párpados

Son pliegues de piel formados por un par (superior e inferior) son de estructura músculo – mucoso, móvil que cubren a los ojos. Están situados por delante del globo ocular y se abren para permitir la visión y se cierran para proteger a los ojos de los agentes externos y de la luz, cuando esta es intensa. El párpado superior es más extenso que el párpado inferior. Los párpados tienen dos caras, una anterior o cutánea y otra posterior o mucosa, y dos extremos, uno interno y otro externo. El párpado superior se conecta con las cejas y el inferior con la mejilla.

 

Los bordes de los párpados -superior e inferior-  que se juntan cuando están cerrados delimitan la apertura palpebral. El borde libre palpebral se divide en porción lagrimal y ciliar. La lagrimal no tiene pestañas y representa un 10 – 15 % del borde. En su espesor están contenidos los conductos lagrimales. En la Proción ciliar se encuentran las pestañas. En esta porción se encuentran las glándulas de Meibomio, las glándulas de Zeis y las glándulas de Moll. (diccionario iqb.es)

 

Los párpados están formados por varias capas superpuestas: una de piel fina con numerosos pelos, glándulas sebáceas y sudoríparas. Capa celular subcutánea, Capa muscular de fibras estriadas. La capa celular submucosa. Capa fibrosa o fibrocartilaginosa formada por tarsos y los ligamentos de los párpados. Capa muscular de fibras lisas y la capa mucosa, la más profunda de las capas del párpado está formada por la conjuntiva.

 

Tarso

Estas estructuras son placas firmes de tejido conectivo que dan la rigidez al borde de los párpados. Contienen a las glándulas de Meibomio.

 

 

Esclerótica o esclera

Es la parte blanca del ojo. Es una membrana de color blanco, gruesa, resistente, fibrosa, protectora, que constituye la capa más externa del ojo. Se extiende desde la córnea (la parte frontal y transparente del ojo) hasta el nervio óptico (en la parte posterior del ojo).

 

Conjuntiva

Es una membrana mucosa, transparente, muy fina, que cubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo (esclerótica). Se alimenta de vasos muy pequeños que son invisibles a simple vista. La conjuntiva ayuda a lubricar el ojo por medio de la producción de componentes acuoso, aceites y mucina; además de protegerlos de los microbios. La conjuntiva se divide en tres partes:

 

Conjuntiva palpebral o tarsal. Es un tejido fibrocartilaginoso resistente localizado en las líneas de los párpados, en el espesor, y se extienden de lado a lado de la comisura ocular. Su límite externo es la unión mucocutánea del margen palpebral y el interno es el fondo del saco. En su interior se encuentran las glándulas de Meibomio. Su superficie es suave y lisa, lo que facilitará el deslizamiento del parpadeo.

 

Conjuntiva bulbar u ocular. Esta parte de la conjuntiva cubre el globo del ojo, se puede dividir en porción esclerótica y porción bulbar.

 

Conjuntiva Fornix. (Fornix conjuntival) Es la unión entre conjuntiva palpebral y bulbar. Permite la movilidad de los párpados y el globo ocular.

 

Córnea

Es una membrana transparente que se encuentra en la parte frontal del ojo, tiene la forma de un disco abombado; cubre el iris y la pupila, y está rodeada de fluidos como lágrimas y humor acuoso. Esta formada por cinco capas y a través de la córnea penetra la luz al interior del ojo.

 

Iris

Es la estructura que da color a los ojos, se encuentra entre la córnea y el cristalino. En el centro se puede observar una abertura circular, la pupila. El iris ajusta el tamaño de la pupila y regula la cantidad de luz que entra al ojo.

 

Pupila

Es un orificio redondo localizado en el centro del iris. Se dilata (abre) y se contrae (cierra) por medio de un músculo que le rodea dependiendo de la cantidad de luz que entra en el ojo.

 

Cristalino

Es una lente que ayuda a refractar la luz y las imágenes en la retina. Está ubicada detrás del iris y delante del cuerpo vítreo.

Retina. Es una capa compuesta de células nerviosas que forman un tejido sensible a la luz, como si fuera una pantalla de proyección que se encuentra en la parte posterior del ojo. Las imágenes que pasan a través del cristalino se proyectan en la retina donde se convierten en señales eléctricas para ser enviadas al cerebro por medio del nervio óptico.

 

Nervio óptico

Es un nervio sensorial y es el encargado de enviar impulsos eléctricos o imágenes visuales de la retina al cerebro. Mide aproximadamente 4 cm de longitud. El daño al nervio óptico puede causar la pérdida de la vista.

 

Mácula (del latín mácula, mancha)

Es una pequeña zona en forma de mancha localizada en la retina. Es responsable de visión central y de apreciar los detalles finos de la visión para leer y diferenciar formas.

 

Pestañas

Éstas sirven de protección a los ojos ante cuerpos extraños como el polvo, son su primera línea de defensa. Están delante de la placa tarsal y crean dos o tres hileras. Son más abundantes y largas las del párpado superior que las del inferior.

 

Sistema o aparato lagrimal

Se refiere al conjunto de estructuras ubicadas en el ojo, encargadas de producir y secretar lágrimas, así como de su distribución en la superficie ocular y de su eliminación hacia las fosas nasales.

 

Lágrimas

Las lágrimas están compuestas de agua en 98%, 1.3% de cloruro de sodio y el resto son albúmina, lípidos y sales. Así como una enzima antibacteriana, la lisozima. Son secretadas por las glándulas lagrimales principales y accesorias.

 

Aparato secretor

Está compuesto de glándulas principales y accesorias, que se encargan de secretar la capa acuosa de la película lagrimal, misma que se produce durante las 24 horas del día. La producción promedio diario es de 10 ml.

 

Las lágrimas lubrican la conjuntiva todo el tiempo para facilitar el deslizamiento de los párpados sobre el globo del ojo y para prevenir la evaporación de la mucosa expuesta al aire. La glándula principal produce lágrimas o llanto según se trate de una estimulación de reflejo o por estado de ánimo.

 

Glándulas lagrimales

Su función es producir las lágrimas que están alojadas en la fosa lagrimal.

 

Glándulas de Meibomio

Las glándulas de Meibomio o tarsales están formadas en pequeños racimos dispuestas en paralelo en el espesor de los tarsos, segregan un material lipídico – graso- que forma la capa externa de la película lagrimal. Las glándulas de Zeis o glándulas ciliares, son glándulas sebáceas, poco desarrolladas, asociadas a las pestañas. El producto combinado de las glándulas de Meibomio con las de Zeis produce lo que conocemos como lagañas. Las glándulas de Moll son glándulas sudoríparas y se ubican en el borde de los párpados.

 

Glándula lagrimal principal

Se localiza en el ángulo supero externo de la órbita. Está comprendida por dos partes, una orbitaria y otra palpebral, tiene aproximadamente 12 conductos que drenan hacia el saco conjuntival. Está glándula puede producir lágrima o llanto según sea el estímulo. La capa acuosa de la película lagrimal es secretada por la glándula lagrimal principal y las accesorias de Krause y Wolfring.

 

Glándulas accesorias

Son semejantes a la glándula principal y son de dos tipos: glándulas de Krause, localizadas en el fondo del saco conjuntival y glándulas de Wolfring, ubicadas en la conjuntiva tarsal.

 

Aparato excretor

Las lágrimas producidas se vierten en la conjuntiva a través de conductos varios, la cantidad de lágrimas secretadas es la misma que la cantidad excretada, en este caso no existe ojo seco ni acumulación de lágrimas. En total entre 6 a 10 conductos vierten las lágrimas sobre la conjuntiva.

 

El aparato excretor o sistema de drenaje lagrimal consta de:

 

Puntos lagrimales. Se localizan en el extremo nasal del párpado superior e inferior. Son pequeños orificios que funcionan como colectores de lágrimas que producen las glándulas lagrimales. El fluido pasa al saco lagrimal y de ahí a la parte interna de la nariz a través de conducto nasolagrimal.

 

Conductos lagrimales. También llamados canalículos, conectan a los puntos lagrimales con el saco lagrimal, hay uno para cada párpado, superior e inferior, estos se unen a un canalículo común antes de llegar al saco lagrimal.

 

Saco lagrimal. Aquí se retiene la lágrima que posteriormente pasará al conducto nasolagrimal.

 

Conducto nasolagrimal. Es un conducto que mide aproximadamente 12 mm de largo, que desemboca en la nariz y por ahí es donde drena la lágrima.

 

 

Película lagrimal

Unidad Lagrimal Funcional (ULF)

 

Según el DEWS (Taller sobre Ojo Seco, Dry Eye Workshop, por sus siglas en inglés), la Unidad Lagrimal Funcional (ULF) es un sistema integrado formado por las glándulas lagrimales, la superficie ocular – córnea, conjuntiva y glándulas de meibomio) y los párpados, así como los nervios sensoriales y motores que los conectan.

 

Película lagrimal. Se refiere a una película líquida muy fina la cual está en contacto con el aire, es tan delgada que apenas es perceptible a simples vista. Esta película lagrimal cubre la córnea y la conjuntiva, además de mantener el ojo húmedo, en su estructura se pueden observar tres capas:

 

Capa externa o lipídica. Es la capa más superficial de las tres. Su característica principal es que es oleosa y por esta razón retarda el tiempo de evaporación de la lágrima. Esto ocasiona que la superficie del ojo permanezca húmeda y facilite el parpadeo. Es secretada por las glándulas de Meibomio.

 

Capa intermedia o acuosa. Es la de mayor espesor porque contiene agua -98%- además de sales y proteínas. Proporciona oxígeno a la córnea y la limpia de agentes externos. Posee sustancias antibacterianas y protege al ojo de infecciones. La mayor parte de las lágrimas son producidas por las glándulas lagrimales accesorias.

 

Capa mucinosa. Esta es la capa más cercana a la córnea y la más fina de las tres, permite que las otras capas se sujeten a la superficie ocular para mantener la hidratación. Sin esta capa las lágrimas no podrían permanecer sobre la superficie ocular y se eliminarían rápidamente dando lugar al ojo seco.

 

Importancia de la película lagrimal

La película lagrimal desempeña varias funciones, mantiene al ojo lubricado para protegerlo de factores ambientales, favorece la nutrición y el mantenimiento del epitelio corneal, ayuda a eliminar desechos celulares, neutraliza a los microbios debido a que contiene componentes antimicrobianos, estimula la reparación de heridas.

Políticas

Política de privacidad

Política editorial

Términos y condiciones de uso

Aviso de privacidad

Acerca de nosotros

Contacto

Nuestros servicios

© 2011 - 2018 Escuela Mexicana de Prescripción Médica S. de R. L. de C. V. - Todos los derechos reservados

La Escuela Mexicana de Prescripción Médica no brinda consejos médicos, diagnósticos ni  tratamientos.